2 técnicas fáciles para secar tus propias plantas en casa

2 técnicas fáciles para secar tus propias plantas en casa

Si te has decido a secar tus propias plantas, bien porque quieres hacer un bonito centro de flores secas o bien porque quieres utilizarlas para dar sabor a tus platos o hacerte unas ricas y medicinales infusiones, te voy a dar dos técnicas que puedes poner en práctica fácilmente en tu casa, tanto si tienes terraza o jardín como si no dispones de él.

Antes de decidirte por una de ellas y, aunque ambas puede darte buenos resultados, elige la que consideres que mejor se adapta a tus necesidades teniendo en cuenta:

  • La disponibilidad del material que necesitas.
  • La parte de la planta que vayas a secar.
  • El clima del lugar donde vayas a realizar el secado.
  • El tiempo de secado que será diferente según la época del año en que realices el proceso.
  • La parte de la planta que vayas a desecar.

Elijas la técnica que elijas, lo primero de todo es que las dejes bien limpitas eliminando los restos de polvo, de tierra o incluso de alguna plaga de insectos que se hayan podido quedar pegados. Si están demasiado sucias, puedes lavarlas con agua, pero asegúrate de secarlas bien para que no le quede ningún resto de humedad, ya que esto podría estropear el proceso. Puedes hacerlo colocándolas sobre papel de estraza (no lo hagas sobre papel impreso) o bien sobre toallas de algodón.

Secado en ramilletes

Esta técnica, que es la más conocida, se utiliza principalmente cuando se trata de flores con el fin de que no pierdan los pétalos en el proceso de secado. Para ello, haz un ramillete con las flores y cuélgalas boca abajo en una cuerda, separadas entre sí y en un lugar sombreado, bien aireado y libre de humedad. Con el fin de evitar que el ramillete se llene de moho,  es importante que no aprietes demasiado la cuerda con la que lo atas, para dejarle respirar y evitar que las flores se pudran.

Los ramilletes deben permanecer colgados entre 7 y 14 días (dependiendo del tipo de planta y de su contenido en agua), a una temperatura seca de entre 25-30 grados pero evitando la luz directa del sol que podría destruir los principios activos de la planta.  Si el lugar de secado tiene demasiada luz directa, puedes proteger tus ramilletes con conos de papel de estraza. 

Por último aunque los ramilletes necesitan un lugar ventilado para obtener un secado de más, calidad, trata de evitar las corrientes de aire ya que pueden volatilizar los aceites esenciales de la planta. 

Secado al horno

La otra técnica que te voy a contar es también muy sencilla y quizás más útil si no dispones de demasiado espacio en tu casa para colgar los ramilletes o bien no quieres esperar demasiado tiempo, para tener tus plantas secas listas para usar…

Se trata del secado al horno, que es más rápido pero que deberás realizar con mucha precaución para evitar que tus plantas se quemen. Para realizar este secado coloca tus plantas en una bandeja de horno a una temperatura de entre 40-60 grados, dejando la puerta abierta con el fin de comprobar como va evolucionando el proceso que durará aproximadamente una hora (dependiendo el tipo de planta).

Puedes comprobar que tus plantas están listas, cuando veas cambiar el color de las mismas que irá adquiriendo una tonalidad más oscura que la de la original planta fresca. 

Ya ves cualquiera de las dos técnicas son muy fáciles de poner en marcha!!! 

Como ya te comenté al principio del artículo, cualquiera de estas técnicas te puede dar buenos resultados y conservarán las propiedades de tus plantas intactas alargando su vida, en algunos casos, hasta un año desde su recolección. Algunas hierbas incluso, pueden durar más tiempo si se mantienen en las condiciones adecuadas, es el caso de la salvia, que aportará más sabor a tus platos, cuanto más tiempo lleve seca.

Ahora sólo queda que te animes y te pongas a esta tarea que, además de útil, te resultará muy entretenida y relajante.

Hasta la próxima!

 

POST RELACIONADO

Cuidado con el brocoli y su efecto en la tiroides

    Ya os he hablado en mi post anterior sobre la importancia de la alimentación si tienes problemas de tiroides, creo firmemente que es uno de los aspectos más importantes para nuestra salud y, creo también, que es un aspecto fundamental para el buen control de una...

¡SÍGUENOS!

7 hierbas aromáticas para cocinar y decorar tu cocina

7 hierbas aromáticas para cocinar y decorar tu cocina

Tener en tu cocina plantas aromáticas, además de resultarte muy útil para cocinar y hacerte unas infusiones calentitas, resulta la mar de decorativo si lo pones en cualquier rinconcito que necesite un poquito de verde.

No te preocupes si no se te dan bien las plantas, porque son facilísimas de mantener frescas, e incluso también puedes secarlas y conservarlas para poder usarlas a lo largo del año.

Hay infinidad de plantas aromáticas, pero quizás las más comunes en nuestras cocinas suelen ser la salvia, la menta, la hierbabuena, el romero, la albahaca, el tomillo y el orégano.

  • La salvia puedes utilizarla para adobar y condimentar la carne.
  • La menta es perfecta para preparar bebidas y postres.
  • La hierbabuena también se usa para preparar bebidas (como el mojito) pero además te puede venir de lujo para preparar salsas y sopas.
  • El romero es ideal para aromatizar aceites y vinagres con el que le darás un toque muy diferente a tus ensaladas, vinagretas y aderezos.
  • La albahaca se usa como aromatizante en muchos países ya que sus hojas frescas recuerdan el aroma del clavo, mientras que las hojas secas te traerá aromas de curry, por ello te recomiendo que la uses con moderación. Puedes usarla para aderezar platos típicos de la cocina italiana como pastas y pizzas pero también en salsas como la de tomate y la salsa pesto.
  • El tomillo es un comodín al que le puedes dar numerosos usos agregándolo a guisos, estofados, adobos, salsas, tortillas e incluso al puré de patatas. Yo hago un pollo al tomillo en cazuela de barro que es verdaderamente pecatto di cardenale… otro día te doy la receta.
  • Y con el orégano además de darle sabor a tus pizzas y pastas, podrás utilizarlo para aderezar tus adobos y ensaladas (a mi personalmente me encanta en la ensalada de pepino).

Como ves tener unas macetas en la encimera, además de darle un aroma muy especial a tu cocina, pueden ser de mucha utilidad para preparar platos con un toque especial que harán las delicias de tus comensales.

Prepararlas para cocinar

Cuando tus plantas estén en su máximo esplendor y antes de que se te estropeen, selecciona las hojas que estén en mejor estado y corta los tallos con unas tijeras o con un cuchillo muy afilado. Después separa las hojas de los tallos y pon las primeras en una parrila dejándolas secar al sol o en un lugar cálido hasta que puedas desmenuzarlas fácilmente. Ahora ya tienes tus plantas aromáticas listas para aromatizar tus platos.

Úsalas para prepararte Infusiones

También puedes utilizar todas estas hierbas para uso medicinal, preparándote infusiones con las que extraer las propiedades medicinales de estas maravillas que la naturaleza pone a nuestro alcance.

Para prepararte las infusiones, llena una tetera de agua bien caliente y pon una cucharadita de hierbas por cada taza que vayas a preparar. Déjalas reposar entre 10 y 15 minutos, según la intensidad que quieras conseguir, y viértelas con un colador en tu taza preferida y con el endulzante que más te guste… Ahora sólo queda ¡que las disfrutes!.

Hasta la próxima!

POST RELACIONADO

Cuidado con el brocoli y su efecto en la tiroides

    Ya os he hablado en mi post anterior sobre la importancia de la alimentación si tienes problemas de tiroides, creo firmemente que es uno de los aspectos más importantes para nuestra salud y, creo también, que es un aspecto fundamental para el buen control de una...

¡SÍGUENOS!

Descubre el poder de la Amatista como tranquilizante natural

Descubre el poder de la Amatista como tranquilizante natural

Te vas a llenar de energía positiva”, esta fue la frase que me dijo la dependienta del puesto de piedritas naturales que encontré en una feria de artesanía al que me acerqué entre la curiosidad y mi afán de encontrar un remedio rápido para aliviar la tensión que había acumulado durante los largos días de confinamiento y et voalá ahí estaba la amatista esperando para aportarme la tranquilidad que estaba buscando.

Aunque era un poco escéptica con estos temas, lo cierto es que la chica me habló tan bien de esta poderosa piedra que no pude más que hacerla caso y tal como me dijo la dejé en mi mano, sin soltarla hasta que llegué a casa, afortunadamente estaba cerca y había ido andando, así que en ese breve camino la amatista fue emanando su poderío tranquilizante y cuando llegué me sentía no solamente mucho más tranquila sino que notaba que mi energía había cambiado y sentía un bienestar increíble.

Me sorprendió tanto el efecto que había hecho sobre mí en tan breve espacio de tiempo que decidí “investigar” sobre sus propiedades que descubrí van mucho más allá de las meramente tranquilizantes.

Pero vayamos al grano ¿en qué nos puede ayudar la amatista?

Reconozco que antes de conocer las propiedades de la amatista, ignoraba por completo la multitud de beneficios que tiene pero en mi “investigación” y en “mis propias carnes” he descubierto tantos que, aunque me resulta complicado, voy a tratar de resumir en 10 que te pongo a continuación.

  1. Es un tranquilizante natural que ayuda a relajar el sistema nervioso
  2. Disminuye la ansiedad y calma los pensamientos
  3. Aportan energía positiva e influye en nuestro estado de ánimo
  4. Es una piedra muy protectora que resguarda de envidias y celos
  5. Ayuda a bloquear las energías negativas del ambiente
  6. Alivia las tensiones emocionales y psicológicas
  7. Combate el insomnio y favorece el descanso reparador
  8. Alivia los dolores reumáticos y relaja los músculos
  9. Aporta claridad mental y potencia las neuronas
  10. Atrae éxito y prosperidad en los negocios

Y, a modo de propiedad extra, si practicas meditación, no dudes en hacerlo con tu piedrita cerca de tu piel, ya que te aportará energía para aumentar la concentración, intuición y la conexión con tu parte más espiritual.

He podido comprobar la eficacia de la amatista sobre mi misma, tanto que ahora no salgo sin mi piedra en el bolso, en el bolsillo, en la mano o incluso, cuando intuyo un día o momento complicado, me la pongo “camuflada” en el pecho a la altura del chackra corazón. Y en los días de más estrés en los que el sueño parece que no llega, me la coloco debajo de la almohada y te lo aseguro, duermo como una campeona.

He probado en mi propia piel el poder de esta piedra, que ahora no salgo de casa sin mi amatista

Con 10 minutitos basta para sentir sus efectos mágicos, pero por si fuera poco, me he comprado una pulsera monísima de lamineriaartesana.com que, además de Amatista lleva Ónix, otra poderosa piedra protectora, que juntas son una verdadera bomba de paz y tranquilidad.

En fin, que te animo a que tu también pruebes su magia para que tu también puedas decir ¡no sin mi amatista!

Hasta la próxima!

 

 

POST RELACIONADO

Cuidado con el brocoli y su efecto en la tiroides

    Ya os he hablado en mi post anterior sobre la importancia de la alimentación si tienes problemas de tiroides, creo firmemente que es uno de los aspectos más importantes para nuestra salud y, creo también, que es un aspecto fundamental para el buen control de una...

¡SÍGUENOS!

Un escaparate artesanal y dulcemente sostenible

Un escaparate artesanal y dulcemente sostenible

Me encantan los macarons, esas dulces galletitas dobles rellenas de crema, que nuestros vecinos franceses preparan artesanalmente con almendra molida, clara de huevo y azúcar glas y a las que les bañan de diferentes colores para que te den ganas de comértelas todas porque ese pequeño bocado, al menos a mi que soy “supergolosa” me sabe a gloria.

Si bien es cierto que ya hace unos años que podemos encontrar fantásticos macarons en muchas reposterías y confiterías de España, lo cierto es que comprarlos en una Patisserie francesa tiene un encanto especial y por eso, siempre que visito Francia me gusta entrar en alguna de ellas y comprarme unos pocos para deleitarme…

Y es que desde el momento que piso la tienda ya estoy disfrutando ¡son tan bonitas las Patisserie! que creo que, si me dejaran, me quedaba a vivir allí jeje. Pero como eso no puede ser, al menos intento disfrutar al máximo del ratito que paso eligiendo entre todos los colores y viendo como me los empaquetan en esas preciosas cajitas que, a veces, me gustan más que los propios macarons, aunque eso sería bastante difícil, teniendo en cuenta lo que me gustan.

En uno de mis últimos viajes a Francia, encontré este establecimiento en la ciudad de Burdeos que me llamó la atención no sólo porque los subsodichos macarons tenían una pinta excelente, sino por la sencillez de su escaparate que habían decorado con tan sólo unas hojas de viejos mapas de carreteras reciclados y unos palillos de madera. Con estos sencillos y sostenibles materiales habían creado un ambiente muy marinero a base de barquitos de papel hechos a mano con las hojas de los mapas y unos banderines de papel que sostenidos por los palillos, se izaban para surcar los vientos a toda vela.

Me pareció todo tan artesanal y tan mono, que no pude más que hacer una foto para enseñársela a mis alumnos de marketing cuando hablamos de escaparatismo y es que ¡se puede hacer tanto con tan poco! que sólo es cuestión de poner un poquito de imaginación para crear detalles sencillos, atractivos y económicos. Y si además de todo estamos contribuyendo a tener un planeta más sostenible, utilizando materiales reciclados, el resultado es superior.

Hasta la próxima!

POST RELACIONADO

Lectura de Noviembre: 123 curiosidades sobre el clima

    ¿Sabías que el bambú puede llegar a crecer más de un metro al día? ¿o que las jirafas pueden chuparse las orejas? Pues datos tan curiosos como estos puedes encontrar en la obra 123 Curiosidades que todo el mundo debería conocer con la que Mathilda Masters y la...

¡SÍGUENOS!