Un flor de chuches muy San Isidrera

Un flor de chuches muy San Isidrera

“NOS MOVEMOS MÁS POR LA EMOCIÓN QUE POR LA RAZÓN”

Son palabras del famoso publicista Kevin Roberts y que han calado tanto entre sus colegas marketinistas, que muchos de ellos se afanan en crear marcas que emocionen y que generen Lovemarks a las empresas propietarias de las mismas.

Lovemarks es una estrategia de marketing, relativamente reciente, basada en crear marcas que emocionen a los clientes y que les hagan estar unidos a ellas más que por la razón, por el corazón, tal como explicó en la obra del mismo nombre su creador y CEO, por aquel entonces, de la agencia Saatchi & Saatchi, Kevin Roberts.

Hablamos de esas marcas que, no sabes muy bien por qué, pero con tan sólo ver el logo u oír su nombre te atrapan, te entra un cosquilleo en el cuerpo, te hacen los ojos chiribitas, y desde ese día sabes que no podrás vivir sin ellas.

Como en la vida misma, el vínculo que se crea entre un cliente y una marca cuando ha “surgido esa chispa” es posible que dure toda la vida ya que, cuando eso sucede, es porque esa persona se encuentra reflejada en los valores que esa marca refleja.  Y es esa identificación con su filosofía la que le hace elegirla y mantener la lealtad hacia ella por encima de todas las demás existentes en el mercado.

La obra de Roberts, publicada en el año 2004, surgió a raíz de la crisis publicitaria que tuvo lugar en los años 90 y que, según este autor, abocaba a “la desaparición de las marcas” tal y como se conocían hasta el momento.

Debido a ello, se replanteó la forma de hacer branding, poniendo en práctica nuevas estrategias que no sólo captaran a los clientes a través de las bondades del producto o servicio que sostenía la marca, sino que llevarán a la acción de compra primero despertando su interés y seguidamente ganándoselos a través de sus emociones para convertirlos en fieles seguidores de la marcas.

Los vínculos que crean las lovemarks, generan alrededor de ellas un ejército de seguidores que, además de ser fieles consumidores, se convierten en prescriptores gratuitos, ya que su “amor apasionado” les hace recomendar esa marca a los cuatro vientos.

En la era millenial la forma más común que tienen estos lovers de proclamar su enamoramiento es a través de las redes sociales ya que no sólo son capaces de hacer horas de cola y dormir en la calle con el fin de conseguir un ejemplar de sus marcas favoritas, sino que su tarea mientras soportan esas larguísimas jornadas es, móvil en mano, fotografiar o grabar todo lo que allí suceda y subirlo a sus redes sociales preferidas, principalmente Instagram.

Con todo y con ello, Roberts nos ha dejado en su obra frases para reflexionar y que, además de explicar claramente que significa tener una lovemarks, dan idea del cambio que se produjo en nuestra relación con las marcas desde que él mismo acuño este término. Frases como esta…

“Para que las grandes marcas puedan sobrevivir, necesitan crear lealtad más allá de la razón. Ésa es la única forma en la que podrán diferenciarse de las millones de insulsas marcas sin futuro. El secreto está en el uso del Misterio, la Sensualidad y la Intimidad. Del compromiso con estos tres poderosos conceptos surgen las Lovemarks, que son el futuro más allá de las marcas”.

Por ello, si te estás planteando crear una marca para tu nuevo emprendimiento o bien que hacer un restyling a la que ya tienes, quizás aún estés a tiempo para “vestir” tu negocio con una marca que atraiga, emocione y enamore a tus clientes.

¿Tu marca emociona a tus clientes? Si es así ¡enhorabuena! formas parte del universo lovemaker. Pero si aún no tienes marca o crees que todavía nos has llegado a ese punto, contacta con nosotros y te ayudamos en ese proceso.

Hasta la próxima!

 

 

Un regalo muy chocolatero para mamá

Un regalo muy chocolatero para mamá

“NOS MOVEMOS MÁS POR LA EMOCIÓN QUE POR LA RAZÓN”

Son palabras del famoso publicista Kevin Roberts y que han calado tanto entre sus colegas marketinistas, que muchos de ellos se afanan en crear marcas que emocionen y que generen Lovemarks a las empresas propietarias de las mismas.

Lovemarks es una estrategia de marketing, relativamente reciente, basada en crear marcas que emocionen a los clientes y que les hagan estar unidos a ellas más que por la razón, por el corazón, tal como explicó en la obra del mismo nombre su creador y CEO, por aquel entonces, de la agencia Saatchi & Saatchi, Kevin Roberts.

Hablamos de esas marcas que, no sabes muy bien por qué, pero con tan sólo ver el logo u oír su nombre te atrapan, te entra un cosquilleo en el cuerpo, te hacen los ojos chiribitas, y desde ese día sabes que no podrás vivir sin ellas.

Como en la vida misma, el vínculo que se crea entre un cliente y una marca cuando ha “surgido esa chispa” es posible que dure toda la vida ya que, cuando eso sucede, es porque esa persona se encuentra reflejada en los valores que esa marca refleja.  Y es esa identificación con su filosofía la que le hace elegirla y mantener la lealtad hacia ella por encima de todas las demás existentes en el mercado.

La obra de Roberts, publicada en el año 2004, surgió a raíz de la crisis publicitaria que tuvo lugar en los años 90 y que, según este autor, abocaba a “la desaparición de las marcas” tal y como se conocían hasta el momento.

Debido a ello, se replanteó la forma de hacer branding, poniendo en práctica nuevas estrategias que no sólo captaran a los clientes a través de las bondades del producto o servicio que sostenía la marca, sino que llevarán a la acción de compra primero despertando su interés y seguidamente ganándoselos a través de sus emociones para convertirlos en fieles seguidores de la marcas.

Los vínculos que crean las lovemarks, generan alrededor de ellas un ejército de seguidores que, además de ser fieles consumidores, se convierten en prescriptores gratuitos, ya que su “amor apasionado” les hace recomendar esa marca a los cuatro vientos.

En la era millenial la forma más común que tienen estos lovers de proclamar su enamoramiento es a través de las redes sociales ya que no sólo son capaces de hacer horas de cola y dormir en la calle con el fin de conseguir un ejemplar de sus marcas favoritas, sino que su tarea mientras soportan esas larguísimas jornadas es, móvil en mano, fotografiar o grabar todo lo que allí suceda y subirlo a sus redes sociales preferidas, principalmente Instagram.

Con todo y con ello, Roberts nos ha dejado en su obra frases para reflexionar y que, además de explicar claramente que significa tener una lovemarks, dan idea del cambio que se produjo en nuestra relación con las marcas desde que él mismo acuño este término. Frases como esta…

“Para que las grandes marcas puedan sobrevivir, necesitan crear lealtad más allá de la razón. Ésa es la única forma en la que podrán diferenciarse de las millones de insulsas marcas sin futuro. El secreto está en el uso del Misterio, la Sensualidad y la Intimidad. Del compromiso con estos tres poderosos conceptos surgen las Lovemarks, que son el futuro más allá de las marcas”.

Por ello, si te estás planteando crear una marca para tu nuevo emprendimiento o bien que hacer un restyling a la que ya tienes, quizás aún estés a tiempo para “vestir” tu negocio con una marca que atraiga, emocione y enamore a tus clientes.

¿Tu marca emociona a tus clientes? Si es así ¡enhorabuena! formas parte del universo lovemaker. Pero si aún no tienes marca o crees que todavía nos has llegado a ese punto, contacta con nosotros y te ayudamos en ese proceso.

Hasta la próxima!

Eventos con un toque muy dulce

Eventos con un toque muy dulce

Eventos muy dulces

 

Mercedes tiene una vista y unas manos maravillosas para la decoración de eventos y, aunque durante muchos años ha estado dedicándose a ello “en la sombra” haciendo trabajos para eventos familiares o de amigos, ha decidido dar el paso “a la luz” después de que muchas personas que han visto su trabajo le hicieran encargos y le animaran a ello.

Hablamos con ella porque, para su empresa de decoración de eventos, quería algo muy sencillo pero que reflejara una imagen cálida y agradable. Nos comentó que su color preferido era el azul y que si algo reflejaba lo que ella hacía eran las flores así que et voalá su imagen corporativa se convirtió en Bossa Nova.

El proceso de naming fue muy rápido, Bossa Nova emergió como un suspiro cuando le pedimos a nuestra clienta que nos dijera dos o tres cosas que le evocaran muy buenos recuerdos, así que no hubo que darle más vueltas y desde ese momento Mercedes es Bossa Nova y Bossa Nova es Mercedes.

Trabajamos para ella su logotipo y sus tarjetas de visita en las que, a petición de la clienta, decidió poner su nombre tal como la conocen los suyos por lo que lo sustituimos por Merce acompañado de su apellido, San Román, que le aporto a la sencillez del nombre la presencia y profesionalidad que caracteriza a su propietaria.

Si estás interesada en personalizar y profesionalizar el diseño de tu marca, contacta y cuéntame, estoy encantada de atenderte.

Una escuela desde su esencia

Una escuela desde su esencia

Desde su esencia

 

Belén es la persona que está detrás de Escuela de Reiki Sol y Luna. La conocimos cuando estaba buscando a alguien que le ayudara a dar impulso a su escuela, de la que estaba profundamente enamorada porque Belén es así, pone muuuucho amor en todo lo que hace.

Cálida, serena y transparente son tres de las cualidades que destacamos de nuestra clienta y que quisimos reflejar en su identidad visual desde el momento en que nos dijo que trabajaríamos juntas.

Nos explicó que el nombre de la escuela debía permanecer puesto que su negocio ya estaba en funcionamiento y no quería confundir a sus clientes. De manera que nos limitamos a darle color y personalidad para lo cual incluimos su nombre y apellido en su logotipo.

Elegimos entre las dos sus colores corporativos ya que Belén tenía claro que le gustaría que incluirá una tonalidad morada y después de varias pruebas comprobamos que la mezcla con el naranja le daría alegría al logo y rebajaría la misticidad del color morado. Y para su isotipo Belén se decantó por la flor de loto a la que añadimos un corazón para que reflejara el elemento más destacable de la personalidad de Belén.

Además de su logo, trabajamos su web, sus perfiles sociales, sus tarjetas de visita y los flyers de su escuela. Y el resultado fue una imagen despejada y amable.

Si estás interesada en personalizar y profesionalizar el diseño de tu marca, contacta y cuéntame, estoy encantada de atenderte.

Tu idea en sus manos

Tu idea en sus manos

Tu idea en sus manos

 

Pepi es un “torbellino de ideas”. Nunca hemos conocido a nadie que tuviera tantas y sobre todo que las pusiera en práctica, pues Pepi lo hace…

Después de muchos años llevando el arte de sus manos a la infinidad de ferias de artesanía en la que Pepi participa y monta su tienda física, un día decidió dar el salto al mundo online y vino a vernos porque quería una web con tienda virtual para vender sus productos.

En nuestro primer encuentro todo fluyó como la seda, parecía que nos conociéramos hace años y en seguida tuvimos claro que trabajaríamos juntas y que entre las dos, conseguiríamos algo bonito y profesional como ella quería. El resto fue muy fácil. Pepi ya tenía su naming claro por lo que no tuvimos que darle ni una vuelta así que nos centramos en definir su estilo para poder seleccionar las tipografías, colores y resto de material gráfico que contendría su imagen.

Trabajamos su logo, su web, sus perfiles sociales y su imagen corporativa (tarjetas de visita, sello y etiquetas para productos) y desde entonces Pepi no sólo ha despegado sino que, como no pare, llegará al infinito y más allá.

Artemanos es la unión de arte y de manos, exactamente las dos fortalezas de Pepi que cada día pone al servicio de su vocación y de la ilusión de la que hace gala, cada día, con la identidad visual que hemos creado para ella.

Si estás interesada en personalizar y profesionalizar el diseño de tu marca, contacta y cuéntame, estoy encantada de atenderte.

Regalos muy, muy kukkis

Regalos muy, muy kukkis

Regalos muy, muy Kukis

 

Detrás de Kukisso está Sonia que nos encargó un logotipo para la tienda de regalos que quería abrir en Guardo, la localidad palentina donde reside.

Aunque nuestra clienta tenía una ligera idea de lo que quería, lo cierto es que su imagen se fue construyendo a medida que íbamos completando el brief que le propusimos, con el fin de que nos fuera dando ideas de las cosas que le gustaban y  que podrían reflejar su personalidad de una forma más sencilla y entendible. Y así de una forma natural surgió su naming, de la unión de su nombre con el objeto principal de su negocio, porque lo que Sonia vende son cosas muy, muy kukis.

Los colores corporativos fueron elegidos por nuestra clienta de entre las variantes que la presentamos con el fin de que se sintiera cómoda con ellos y expresaran a primer golpe de vista la personalidad de Sonia y la imagen que quería dar a su tienda.

El isotipo fue fácil elegirlo puesto que el objeto de negocio estaba claro, así que creamos un paquete de regalo con un aire juvenil y alegre porque esas eran las características que nuestra clienta, quería transmitir a sus respectivos clientes. Esas mismas características son las que pusimos en juego a la hora de elegir la tipografía que debía ser alegre y moderna pero a la vez legible, razón por la que nos decantamos por la fuente Luna ya que cumplía notoriamente los tres requisitos.

Kukisso es el resultado de la ilusión y el compromiso. Sabemos que nuestra clienta está muy orgullosa de su marca y eso nos enorgullece y nos hace inmensamente felices también a nosotros.

Si estás interesada en personalizar y profesionalizar el diseño de tu marca, contacta y cuéntame, estoy encantada de atenderte.