Nectarinas exquisitas y muy depurativas

Nectarinas exquisitas y muy depurativas

Nos encantan las nectarinas y hasta el mes de septiembre estamos a tiempo de disfrutar en todo su esplendor de esta fruta jugosa, dulce y con muchas propiedades.

Las nectarinas, además de ser ricas en fibra y en vitaminas A, C y B3, es fuente de minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio, el sodio, el hierro, el zinc, el yodo y el selenio.

Pero por si fuera poco, esta exquisita variedad del melocotón, también tiene otras propiedades muy interesantes para nuestra salud, como por ejemplo:

  • Es un laxante natural.
  • Contribuye a combatir la anemia.
  • Facilita las digestiones pesadas.
  • Cuida la vista y el pelo.
  • Ayuda en el control del peso.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Es antioxidante.

Una opción exquisita para apuntarnos a un “picoteo” saludable.

Hasta la próxima!

 

 

Aceite de árbol de te, una joya para tu neceser

Aceite de árbol de te, una joya para tu neceser

Originario de Australia, el árbol de té es uno de los aceites esenciales más apreciados, por su gran versatilidad y eficacia para aliviar las más variopintas molestias de la vida actual.

La infinidad de propiedades antisépticas, antivíricas, antibacterianas y fungicidas de este aceite le hace ganar adeptas cada día y, por si aún no lo has probado, te contamos todo lo que este remedio natural puede hacer por ti:

  • Ayuda combatir algunas infecciones bacterianas y víricas.
  • Combate la tos y problemas respiratorios en gripes y resfriados.
  • Elimina placa dental y trata aftas bucales y encías inflamadas.
  • Se usa como repelente de insectos y para aliviar picaduras.
  • Previene y trata plagas de piojos.
  • Alivia la dermatitis, algunas alergias e incluso la psoriasis.
  • Trata el acné y los brotes de granitos en el cutis.
  • Elimina verrugas de forma natural.
  • Ataca los hongos en las uñas o en los pies.
  • Trata heridas y quemaduras leves.
  • Calma la irritación después de la depilación.
  • Contribuye a la limpieza y desinfección del hogar (incluida la colada).

Como ves pequeñas gotas para un sinfín de utilidades que puedes tener en tu botiquín, tu casa, tu bolso, tu maleta y tu neceser y que, si aún no has probado, cuando lo hagas ¡te va a enamorar!.

Hasta la próxima

 

 

Un detalle muy dulce para recibir a los amigos

Un detalle muy dulce para recibir a los amigos

“NOS MOVEMOS MÁS POR LA EMOCIÓN QUE POR LA RAZÓN”

Son palabras del famoso publicista Kevin Roberts y que han calado tanto entre sus colegas marketinistas, que muchos de ellos se afanan en crear marcas que emocionen y que generen Lovemarks a las empresas propietarias de las mismas.

Lovemarks es una estrategia de marketing, relativamente reciente, basada en crear marcas que emocionen a los clientes y que les hagan estar unidos a ellas más que por la razón, por el corazón, tal como explicó en la obra del mismo nombre su creador y CEO, por aquel entonces, de la agencia Saatchi & Saatchi, Kevin Roberts.

Hablamos de esas marcas que, no sabes muy bien por qué, pero con tan sólo ver el logo u oír su nombre te atrapan, te entra un cosquilleo en el cuerpo, te hacen los ojos chiribitas, y desde ese día sabes que no podrás vivir sin ellas.

Como en la vida misma, el vínculo que se crea entre un cliente y una marca cuando ha “surgido esa chispa” es posible que dure toda la vida ya que, cuando eso sucede, es porque esa persona se encuentra reflejada en los valores que esa marca refleja.  Y es esa identificación con su filosofía la que le hace elegirla y mantener la lealtad hacia ella por encima de todas las demás existentes en el mercado.

La obra de Roberts, publicada en el año 2004, surgió a raíz de la crisis publicitaria que tuvo lugar en los años 90 y que, según este autor, abocaba a “la desaparición de las marcas” tal y como se conocían hasta el momento.

Debido a ello, se replanteó la forma de hacer branding, poniendo en práctica nuevas estrategias que no sólo captaran a los clientes a través de las bondades del producto o servicio que sostenía la marca, sino que llevarán a la acción de compra primero despertando su interés y seguidamente ganándoselos a través de sus emociones para convertirlos en fieles seguidores de la marcas.

Los vínculos que crean las lovemarks, generan alrededor de ellas un ejército de seguidores que, además de ser fieles consumidores, se convierten en prescriptores gratuitos, ya que su “amor apasionado” les hace recomendar esa marca a los cuatro vientos.

En la era millenial la forma más común que tienen estos lovers de proclamar su enamoramiento es a través de las redes sociales ya que no sólo son capaces de hacer horas de cola y dormir en la calle con el fin de conseguir un ejemplar de sus marcas favoritas, sino que su tarea mientras soportan esas larguísimas jornadas es, móvil en mano, fotografiar o grabar todo lo que allí suceda y subirlo a sus redes sociales preferidas, principalmente Instagram.

Con todo y con ello, Roberts nos ha dejado en su obra frases para reflexionar y que, además de explicar claramente que significa tener una lovemarks, dan idea del cambio que se produjo en nuestra relación con las marcas desde que él mismo acuño este término. Frases como esta…

“Para que las grandes marcas puedan sobrevivir, necesitan crear lealtad más allá de la razón. Ésa es la única forma en la que podrán diferenciarse de las millones de insulsas marcas sin futuro. El secreto está en el uso del Misterio, la Sensualidad y la Intimidad. Del compromiso con estos tres poderosos conceptos surgen las Lovemarks, que son el futuro más allá de las marcas”.

Por ello, si te estás planteando crear una marca para tu nuevo emprendimiento o bien que hacer un restyling a la que ya tienes, quizás aún estés a tiempo para “vestir” tu negocio con una marca que atraiga, emocione y enamore a tus clientes.

¿Tu marca emociona a tus clientes? Si es así ¡enhorabuena! formas parte del universo lovemaker. Pero si aún no tienes marca o crees que todavía nos has llegado a ese punto, contacta con nosotros y te ayudamos en ese proceso.

Hasta la próxima!

 

 

Nuestras libretas en un mercadillo artesanal

Nuestras libretas en un mercadillo artesanal

“NOS MOVEMOS MÁS POR LA EMOCIÓN QUE POR LA RAZÓN”

Son palabras del famoso publicista Kevin Roberts y que han calado tanto entre sus colegas marketinistas, que muchos de ellos se afanan en crear marcas que emocionen y que generen Lovemarks a las empresas propietarias de las mismas.

Lovemarks es una estrategia de marketing, relativamente reciente, basada en crear marcas que emocionen a los clientes y que les hagan estar unidos a ellas más que por la razón, por el corazón, tal como explicó en la obra del mismo nombre su creador y CEO, por aquel entonces, de la agencia Saatchi & Saatchi, Kevin Roberts.

Hablamos de esas marcas que, no sabes muy bien por qué, pero con tan sólo ver el logo u oír su nombre te atrapan, te entra un cosquilleo en el cuerpo, te hacen los ojos chiribitas, y desde ese día sabes que no podrás vivir sin ellas.

Como en la vida misma, el vínculo que se crea entre un cliente y una marca cuando ha “surgido esa chispa” es posible que dure toda la vida ya que, cuando eso sucede, es porque esa persona se encuentra reflejada en los valores que esa marca refleja.  Y es esa identificación con su filosofía la que le hace elegirla y mantener la lealtad hacia ella por encima de todas las demás existentes en el mercado.

La obra de Roberts, publicada en el año 2004, surgió a raíz de la crisis publicitaria que tuvo lugar en los años 90 y que, según este autor, abocaba a “la desaparición de las marcas” tal y como se conocían hasta el momento.

Debido a ello, se replanteó la forma de hacer branding, poniendo en práctica nuevas estrategias que no sólo captaran a los clientes a través de las bondades del producto o servicio que sostenía la marca, sino que llevarán a la acción de compra primero despertando su interés y seguidamente ganándoselos a través de sus emociones para convertirlos en fieles seguidores de la marcas.

Los vínculos que crean las lovemarks, generan alrededor de ellas un ejército de seguidores que, además de ser fieles consumidores, se convierten en prescriptores gratuitos, ya que su “amor apasionado” les hace recomendar esa marca a los cuatro vientos.

En la era millenial la forma más común que tienen estos lovers de proclamar su enamoramiento es a través de las redes sociales ya que no sólo son capaces de hacer horas de cola y dormir en la calle con el fin de conseguir un ejemplar de sus marcas favoritas, sino que su tarea mientras soportan esas larguísimas jornadas es, móvil en mano, fotografiar o grabar todo lo que allí suceda y subirlo a sus redes sociales preferidas, principalmente Instagram.

Con todo y con ello, Roberts nos ha dejado en su obra frases para reflexionar y que, además de explicar claramente que significa tener una lovemarks, dan idea del cambio que se produjo en nuestra relación con las marcas desde que él mismo acuño este término. Frases como esta…

“Para que las grandes marcas puedan sobrevivir, necesitan crear lealtad más allá de la razón. Ésa es la única forma en la que podrán diferenciarse de las millones de insulsas marcas sin futuro. El secreto está en el uso del Misterio, la Sensualidad y la Intimidad. Del compromiso con estos tres poderosos conceptos surgen las Lovemarks, que son el futuro más allá de las marcas”.

Por ello, si te estás planteando crear una marca para tu nuevo emprendimiento o bien que hacer un restyling a la que ya tienes, quizás aún estés a tiempo para “vestir” tu negocio con una marca que atraiga, emocione y enamore a tus clientes.

¿Tu marca emociona a tus clientes? Si es así ¡enhorabuena! formas parte del universo lovemaker. Pero si aún no tienes marca o crees que todavía nos has llegado a ese punto, contacta con nosotros y te ayudamos en ese proceso.

Hasta la próxima!

 

 

Decorar un escaparate con barquitos de papel

Decorar un escaparate con barquitos de papel

“NOS MOVEMOS MÁS POR LA EMOCIÓN QUE POR LA RAZÓN”

Son palabras del famoso publicista Kevin Roberts y que han calado tanto entre sus colegas marketinistas, que muchos de ellos se afanan en crear marcas que emocionen y que generen Lovemarks a las empresas propietarias de las mismas.

Lovemarks es una estrategia de marketing, relativamente reciente, basada en crear marcas que emocionen a los clientes y que les hagan estar unidos a ellas más que por la razón, por el corazón, tal como explicó en la obra del mismo nombre su creador y CEO, por aquel entonces, de la agencia Saatchi & Saatchi, Kevin Roberts.

Hablamos de esas marcas que, no sabes muy bien por qué, pero con tan sólo ver el logo u oír su nombre te atrapan, te entra un cosquilleo en el cuerpo, te hacen los ojos chiribitas, y desde ese día sabes que no podrás vivir sin ellas.

Como en la vida misma, el vínculo que se crea entre un cliente y una marca cuando ha “surgido esa chispa” es posible que dure toda la vida ya que, cuando eso sucede, es porque esa persona se encuentra reflejada en los valores que esa marca refleja.  Y es esa identificación con su filosofía la que le hace elegirla y mantener la lealtad hacia ella por encima de todas las demás existentes en el mercado.

La obra de Roberts, publicada en el año 2004, surgió a raíz de la crisis publicitaria que tuvo lugar en los años 90 y que, según este autor, abocaba a “la desaparición de las marcas” tal y como se conocían hasta el momento.

Debido a ello, se replanteó la forma de hacer branding, poniendo en práctica nuevas estrategias que no sólo captaran a los clientes a través de las bondades del producto o servicio que sostenía la marca, sino que llevarán a la acción de compra primero despertando su interés y seguidamente ganándoselos a través de sus emociones para convertirlos en fieles seguidores de la marcas.

Los vínculos que crean las lovemarks, generan alrededor de ellas un ejército de seguidores que, además de ser fieles consumidores, se convierten en prescriptores gratuitos, ya que su “amor apasionado” les hace recomendar esa marca a los cuatro vientos.

En la era millenial la forma más común que tienen estos lovers de proclamar su enamoramiento es a través de las redes sociales ya que no sólo son capaces de hacer horas de cola y dormir en la calle con el fin de conseguir un ejemplar de sus marcas favoritas, sino que su tarea mientras soportan esas larguísimas jornadas es, móvil en mano, fotografiar o grabar todo lo que allí suceda y subirlo a sus redes sociales preferidas, principalmente Instagram.

Con todo y con ello, Roberts nos ha dejado en su obra frases para reflexionar y que, además de explicar claramente que significa tener una lovemarks, dan idea del cambio que se produjo en nuestra relación con las marcas desde que él mismo acuño este término. Frases como esta…

“Para que las grandes marcas puedan sobrevivir, necesitan crear lealtad más allá de la razón. Ésa es la única forma en la que podrán diferenciarse de las millones de insulsas marcas sin futuro. El secreto está en el uso del Misterio, la Sensualidad y la Intimidad. Del compromiso con estos tres poderosos conceptos surgen las Lovemarks, que son el futuro más allá de las marcas”.

Por ello, si te estás planteando crear una marca para tu nuevo emprendimiento o bien que hacer un restyling a la que ya tienes, quizás aún estés a tiempo para “vestir” tu negocio con una marca que atraiga, emocione y enamore a tus clientes.

¿Tu marca emociona a tus clientes? Si es así ¡enhorabuena! formas parte del universo lovemaker. Pero si aún no tienes marca o crees que todavía nos has llegado a ese punto, contacta con nosotros y te ayudamos en ese proceso.

Hasta la próxima!