Originario de Australia, el árbol de té es uno de los aceites esenciales más apreciados, por su gran versatilidad y eficacia para aliviar las más variopintas molestias de la vida actual.

La infinidad de propiedades antisépticas, antivíricas, antibacterianas y fungicidas de este aceite le hace ganar adeptas cada día y, por si aún no lo has probado, te contamos todo lo que este remedio natural puede hacer por ti:

  • Ayuda combatir algunas infecciones bacterianas y víricas.
  • Combate la tos y problemas respiratorios en gripes y resfriados.
  • Elimina placa dental y trata aftas bucales y encías inflamadas.
  • Se usa como repelente de insectos y para aliviar picaduras.
  • Previene y trata plagas de piojos.
  • Alivia la dermatitis, algunas alergias e incluso la psoriasis.
  • Trata el acné y los brotes de granitos en el cutis.
  • Elimina verrugas de forma natural.
  • Ataca los hongos en las uñas o en los pies.
  • Trata heridas y quemaduras leves.
  • Calma la irritación después de la depilación.
  • Contribuye a la limpieza y desinfección del hogar (incluida la colada).

Como ves pequeñas gotas para un sinfín de utilidades que puedes tener en tu botiquín, tu casa, tu bolso, tu maleta y tu neceser y que, si aún no has probado, cuando lo hagas ¡te va a enamorar!.

Hasta la próxima